Planeta Tierra

Muere la tortuga más vieja de África con 344 años

Nació cuando los europeos abrían los primeros puertos de esclavos en su tierra actual. 100 años antes de la independencia de los Estados Unidos. En pleno reinado del rey Sol, Luis XIV, en Francia, cuesta de creer pero es así, esa fue la época que vio nacer a la protagonista de nuestra historia de hoy. Era alrededor de 1675 y nacía Alagba, la tortuga más vieja de África. Esta semana ha muerto en Nigeria a los 344 años.

La triste noticia la ha dado el secretario privado del rey tradicional de la ciudad de Ogbomoso, Oba Jimoh Oyewunmi. La tortuga Alagba vivía en palacio desde hacía siglos y tenía un estatus de animal legendario, a quien incluso atribuían poderes medicinales.

El animal, un ejemplar macho de tortuga gigante de Aldabra, tenía un nombre que hace honor a su longevidad. Alagba significa «anciano» en la lengua yoruba. En el palacio de Obogmoso, la trataban con veneración. Tenía incluso dos personas encargadas de que no le faltara de nada. Sin embargo, ha muerto tras una breve enfermedad.

En este vídeo podemos ver como Alagba hacía su vida felizmente mientras sus cuidadores la grababan:

Alagba también era una celebridad entre los turistas, que hacían visitas para ver el animal. Las autoridades incluso se plantean conservar el cuerpo de la tortuga para continuar mostrando a los visitantes. Como si fuera una especie de peregrinación para ver los restos de un santo.

Tortugas que viven siglos

Las tortugas gigantes de Aldabra son famosas por su larga vida. Son una de las especies más grandes del mundo. Reciben este nombre porque inicialmente sólo se encontraban en el atolón de Aldabra, en las Seychelles, pero hay varias en cautiverio repartidas por todo el planeta.

Los machos, como el Alagba, pueden llegar a pesar 250 kilos. Las hembras, unos 160. Alagba, la traspasada tortuga no es tampoco la más longeva, esto es, la que más tiempo ha conseguido mantenerse en vida, otra tortuga de la misma especie llamado Adwaita, es el ejemplar más viejo del que se tiene constancia. Vivió 356 años y murió en 2006 en el zoo de Calcuta, en la India.

Todos estos cálculos de años son aproximados. Este animales viven tantos años que es complicado verificar su edad. En el caso del Adwaita, se sabe que llegó a Calcuta en 1875. Allí estuvo 150 años hasta su muerte, pero se cree que ya hacía más de un siglo que había nacido.

¿Que te parece?
Like
Love
Haha
Wow
Sad
Angry