Antaño

¿Por qué y cuando se inventó la musica de ascensor?

No nos engañemos, cuando alguien utiliza la expresión de «música de ascensor» todos sabemos a que nos referimos. Esa música que es alegre pero triste, que es triste pero alegre, y que es animada pero serena, vamos, música de ascensor para que puedas continuar hablando con alguien pero a la vez te permita no tener que interactuar con otros y no sentirte extraño.

A muchas personas les da miedo subir en ascensores, también llamados elevadores, y es normal, se tratan de cajas de metal, que son elevadas en rincones de los edificios, al vacío, y que nos permiten subir o bajar de los principales rascacielos de nuestras ciudades.

El origen de los ascensores

Como muchas cosas, debemos irnos a Estados Unidos, dónde la falta de espacio en las zonas centro de las ciudades hicieron que empezaran a proliferar los rascacielos, o mas bien, los edificios altos, esto permitía poder construir más espacio en vertical, y no en horizontal, pero también tenía otros peligros, y uno de ellos era tener que subir todos esos pisos de forma natural, o sea, con las piernas.

Rápidamente surgieron diversos inventos, el ascensor primitivo no era muy diferente al actual, salvo que no era seguro, esto quería decir que los accidentes eran habituales, y si ya en la actualidad a la gente le da pánico entrar en los ascensores y se imagina suspendido en el aire y a punto de estrellarse, no podéis imaginar el pánico que existía en épocas pasadas en las que los ascensores no tenían ni la mitad de elementos de seguridad actuales.

En 1853 un invento lo cambió todo, Elisha Otis (os sonara el apellido por la famosa empresa de ascensores y elevadores) inventó un elemento revolucionario. Subió a un nutrido grupo de visitantes a su elevador, y luego cortó la cuerda que los mantenía en el aire, pero la plataforma que empezó a caer, pronto quedó parada: había inventado un método para que en caso de caída no se cayera el elevador con todos sus visitantes dentro. «Todos a salvo, señores! dijo Elisha. Unos 16 años después más de 2000 ascensores Otis poblaron todo Estados Unidos.

Empire State de Nueva York

El mundialmente conocido edificio del Empire State en Nueva York, cuenta con uno de los ascensores más famosos del mundo. En su momento el más alto y largo que existía, y por tanto nos puede dar muchas pistas sobre el origen de la música de ascensor.

En el 1931, cuando se inauguró el edificio, el elevador tardaba unos 2-3 minutos en recorrer las casi 80 plantas del edificio. Pero había algo diferente a los otros ascensores automáticos, se trataba de una especie de música enlatada, que no se sabía bien bien que era, exacto, se trataba de música tranquila y relajada, que hacía pasar el tiempo más rápido.

Así, una de las principales teorías que hablan del origen de la música de ascensor es justamente esta, el entretenerte mientras subes muchos pisos. En la actualidad, este ascensor que te lleva a uno de los lugares de mejores vistas sobre Nueva York, dispone de una pantalla gigante, que rememora los tiempos de su construcción, no te la pierdas aquí.

Un accidente con melodía especial

No podríamos dejar esta entrada sin citar un accidente que sucedió en el 1945 en este edificio, básicamente un bombardero B-25 del ejercito se estrelló en el piso 79, y la descripción de la escena de caos en los ascensores mientras sonaba un vals es, para los que no estábamos en ese ascensor en ese momento, algo siniestro con lo que sonreír.

Relajar a los visitantes no es el motivo principal

Para encontrar las primeras referencias a este tipo de música, nos debemos ir a la década de los años 30. Para entonces ya hacía más de 30 años que la gente utilizaba de forma generalizada ascensores, por lo que pensar que la música de ascensor nació justamente para que la gente no tuviera pánico es algo que por lo menos, se debe poner en duda.

De hecho, fue en la década de los 30-40 cuando muchos de los ascensores «nobles» de Nueva York empezaron a incorporar esta música tan característica, y ya en ese momento, los ascensores eran suficiente lisos, iluminados y seguros como para que sus usuarios no estuvieran con el corazón en la mano cuando subían en ellos.

La verdadera razón

Gracias a la Elevator Historial Society, que se dedica justamente a la investigación y devoción al ascensor, sabemos que el motivo principal de la música de ascensor fue justamente conseguir que los visitantes no se aburrieran, y que tuvieran la mente centrada en otra cosa, y además, conseguir que el tiempo pasara mas rápido de piso a piso.

En verdad, si te paras a pensar tiene mucha lógica, la música siempre nos hace pasar el tiempo más rápido, nos entretiene.

Pero también existen otras razones mucho menos «evidentes», por ejemplo, no era de extrañar que muchos propietarios incluían esta música en sus elevadores para poder decir que lo tenían, y mostrar a sus inquilinos un caché diferente en su edificio. En una zona tan competitiva como Nueva York, cualquier elemento diferente puede ser bueno.

El rey de la música de ascensor

En 1934 Muzak lanzó uno de los primeros discos de música de ascensor. No la definían así, pero esas canciones se hicieron rápidamente famosas, y miles de programas de televisión, radio, películas y ascensores contaron con ella.

Este autor se convirtió en poco tiempo en uno de los prominentes elementos de música de fondo. Incluso la Casa Blanca llegó a tener su música. La música de fondo de Muzak se metió absolutamente por todos lados.

El fin de la musica de ascensor

En la década de 1960 y 1970 este tipo de música empezó a no gustar a la mayoría de la población, y el éxito anterior se fue convirtiendo en menos popular. Curiosamente, aunque la gente ya no le resultaba tan estimulante esta música, más bien enlatada y repetitiva, incluso anodina, la realidad es que continua siendo presente en la mayoría de nuestros ascensores, o al menos, en aquellos de grandes edificios.

Curiosamente, este tipo de música es mucho menos popular en Europa, dónde los elevadores no suelen utilizarla. ¿Podemos decir que los europeos se aburren menos en los ascensores?

Sea como sea, en la actualidad parece que la música de fondo pasa a una mejor vida, no por su repetición, más bien porque la mayoría de los usuarios del acensor ya se entretienen con sus smartphones y sus tablet de última generación.

Cualquier momento es bueno para ver los últimos mensaje de WhatsApp, sentirte querido en Facebook, o simplemente criticar a alguien pro Twitter.

Si has llegado hasta aquí danos amor
Love
Haha
Wow
Sad
Angry
You have reacted on "¿Por qué y cuando se inventó la musica de ascen..." A few seconds ago